(Ilustración de Lina Dudaite)

martes, 12 de octubre de 2010

Los beneficios del canto gregoriano en el siglo XXI

“Nos gustaría que nuestra música curara a la gente, que lleve riqueza al Alma de las personas, que en la sociedad actual está vacía en muchos casos”
“La música está destinada a regresar una y otra vez a sus raíces. Y el canto gregoriano es, en cierto modo, la raíz de la música europea. ”
Karl Wallner
(monje cisterciense del monasterio austriaco Heiligenkreuz)

La música religiosa tiene mucho que ofrecernos.Nuestra tradición europea cuenta con una joya musical cuyo valor sigue intacto desde el siglo VII: el canto gregoriano, que ,debido a un juego de armónicos, emite una vibración determinada a toda la caja craneal, favorece la producción de ondas cerebrales alfa y activa la glándula Pineal,segregando endorfinas.


Todas estas propiedades junto con las producidos por la música de Mozart y otros elementos, fue lo que también descubrió el famoso médico otorrino Tomatis y que aplicó en su método Tomatis con excelentes resultados.

Además de estos beneficios fisiológicos, el gregoriano es para los monjes una forma de rezar, “un vehículo para hablar con Dios”. Como dijo San Agustín: “el que canta bien, ora dos veces“.Sus cantos aportan paz, serenidad, consuelo, armonía y tantas sensaciones ausentes en el estresante y ruidoso mundo actual.>


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada