(Ilustración de Lina Dudaite)

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Esto es un catalán que, desde 15 días antes del sorteo de la Lotería de Navidad, está en la iglesia diciéndole a Dios:
- Mira señor.Tu me tienes que ayudar.
  Tienes que hacer que gane el gordo de la Lotería completo.
Y ese año, no le toca nada.
Al año siguiente, lo mismo. Y al siguiente… y al siguiente… y al siguiente.
Así que a Dios se le hinchan las narices, y se le aparece al catalán con una luz muy grande y un trueno muy gordo:
- Hijo mío. Yo te quiero ayudar.¡¡ Pero compra el décimo por lo menos!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada