(Ilustración de Lina Dudaite)

viernes, 3 de diciembre de 2010

Me sirve. No me sirve.

La esperanza tan dulce, tan pulida, tan triste
la promesa tan leve, no me sirve
No me sirve tan mansa la esperanza
(...)
Me sirve tu mirada que es generosa y firme
y tu silencio franco, si me sirve
Me sirve la medida de tu vida
(...)
Me sirve la modestia de tu orgullo posible
y tu mano segura, si me sirve
Me sirve tu sendero
compañero. 
             Mario Benedetti

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada