(Ilustración de Lina Dudaite)

domingo, 23 de enero de 2011

Si la moda tiene sentido o no es una pregunta casi filosófica. Pero lo que sí es cierto es que tú le puedes dar más sentido. Con un poco de información acerca de lo que compras, y un poco de reflexión de tu parte cambiaremos el mundo de la moda.

moda-reciclada-by-adam-foster
  Imagínate si solo pudieras utilizar seis prendas de ropa durante un més.
        ¿Qué características tendrían que cumplir?
  • Que sean versátiles, para poder organizarlos con un montón de accesorios diferentes.
  • Que sean de buena calidad (y de tacto agradable) ya que pasaríamos mucho tiempo con ellas.
  • Que sean fáciles de lavar y bastante duradero.
  • Y además tienen que alinearse con tus valores, porque todo el mundo te verá con ellos!
Siempre deberías tomar en cuenta estas características antes de comprar una prenda. No compres nada que no te guste al 100%. No compres nada que no te hace sentir bien. Pero sí invierte en la ropa que te hace feliz y que te hace sentir mejor.
Y no solo mejor por el la calidad y el aspecto, sino también mejor porque ningún niño ha tenido que dejar de ir a la escuela para que tu puedas vestir esta prenda. Mejor porque podrás decir a tus amigos, “mira, que este top rojo es de comercio justo, a que mola? Y no fue ni caro, solo pagué un precio justo”. O este cinturón de cuero negro, que en realidad no es uno, sino dos o tres cinturones, dependiendo de como te lo pones.

Cuando compras algo, que lo hagas con criterio. El algodón ecológico reduce la pesticidas en el medio ambiente. Y en tu piel. Las prendas de comercio justo aumentan la calidad de vida de los productores. Y la tuya por saber que estás contribuyendo para un mundo más sostenible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada