(Ilustración de Lina Dudaite)

viernes, 13 de mayo de 2011

Somos aquello, en lo que pensamos durante todo el día.
También somos, lo que nos vamos diciendo a nosotros mismos durante todos los días.
Si nos quejamos y nos decimos que somos viejos y estamos cansados, ese mantra se manifestará en nuestra realidad externa.
Si decimos que somos débiles y que nos falta entusiasmo, ese será también nuestro mundo.
Pero si decimos que estamos  contentos, felices, dinámicos y plenamente vivos, con ganas de emprender nuevas rutas y nuevos proyectos, nuestra vida coge fuerzas e impulsos para así poder lograr nuestros objetivos . La vida se nos puede transformar según la actitud que adoptemos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada