(Ilustración de Lina Dudaite)

miércoles, 18 de mayo de 2011

Un cachorro estaba afanado tratando de agarrar su cola. Pasó por allí un perro viejo y sabio y al verle tan desesperado, le preguntó:

- ¿Qué estás haciendo que te veo tan afanado en esa especie de gimnasia tan imposible?

- Me han dicho que la felicidad está en mi cola. Si consigo atraparla, seré feliz.

El perro sabio le miró con mansa comprensión y le dijo:

- Es cierto que la felicidad está en la cola. Por eso, yo hago lo que tengo que hacer y voy donde tengo que ir y ella siempre me sigue...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada